Carisma

Movimiento Tengo Sed -> Carisma

GRACIA FUNDACIONAL

 

 

 Link to Page 1   |  Link to Page 2    |  Link to Page 3   |  Link to Page 4

 

 

GRACIA FUNDACIONAL

 

UN ENCUENTRO PERSONAL DE  MADRE TERESA CON JESUS AGONIZANTE EN LA CRUZ

Madre  describe esta gracia particular  como una  series de tres cuadros:

  • “Ví a una gran multitud – todas clases de personas – muy pobres , y había también niños ahí. Todos levantaban sus manos hacia mí – que estaba parada entre ellos. Me llamaban “Ven, ven, sálvanos – llévanos a Jesús”  
  • “De nuevo esa gran multitud – Podía ver gran pesar y  sufrimiento  en sus rostros – yo estaba arrodillada cerca a Nuestra Señora, quien estaba de cara a ellos  - yo no ví el rostro de Ella pero la escuché decir “cuídalos – ellos son míos – llévaselos a Jesús – lleva a Jesús a ellos – No tengas miedo.  Enséñalos a rezar el rosario -  el rosario de la familia y todo estará bien  - No tengas miedo - Jesús  y yo estaremos contigo y con tus hijos”
  • “La misma gran multitud – estaban cubiertos por obscuridad, sin embargo podía verlos. Nuestro Señor en la cruz. Nuestra Señora a corta distancia de la cruz – y yo, como una niña pequeña frente a ella. Su mano izquierda estaba sobre mi hombro izquierdo – y su mano derecha estaba sosteniendo mi brazo derecho. Ambas estábamos de frente a la cruz.  Nuestro Señor dijo – “Te lo he pedido. Ellos te lo han pedido, y ella, Mi Madre, te lo ha pedido.¿Te rehusarás a hacer esto por Mí – cuidar de ellos,  traerlos a Mí?.[1]

 En estas imagines vemos el gran eje del llamado de Madre, tanto en su vida interior así como en su trabajo exterior: los más pobres de entre los pobres, el papel de Nuestra Señora, y la presencia de Jesús crucificado. Estas tres, y en este orden, constituyen para ella una pedagogía por la cual el Señor la guió y la entrenó en Su plan; así como en el proceso o metodología por la cual ella vivió su llamado en un ciclo cada ves más profundo de gracia y caridad. La misión de su vida sería la de siempre ir a los pobres de toda clase y de todo lugar, con Nuestra Señora para contemplar y servir al Señor crucificado.


 

[1]  ibid.

 

 
 

 

 

 

 

 

 

This Web Page Created with PageBreeze Free HTML Editor