Quienes Somos

Movimiento Tengo Sed -> Quienes Somos

Somos un Movimiento para laicos inspirado en el Carisma y Espiritualidad de Beata Teresa de Calcuta,  y tiene por finalidad, la de  ayudar a sus miembros y a través de ellos a otros, especialmente los mas pobres de los pobres a CONTEMPLAR, EXPERIMENTAR, SACIAR y PROCLAMAR la infinita Sed de Dios de amar y ser amado. 
 
En la Cruz Jesús nos reveló la profundidad del anhelo infinito de Dios de amar  y ser amado por el ser humano. 
 
Este misterio del amor sediento de Dios debe ser contemplado, para poderlo experimentar en nuestra vida y así saciarlo, dejándonos amar por Él, y amándolo a su vez.   Como miembros del Movimiento estamos llamado a tener como Beata Teresa de Calcuta un encuentro vivo con Jesús quien esta sediento de nosotros.  
 
OBJETIVO:

El objetivo del Movimiento Tengo Sed y el de cada uno de sus miembros es de Saciar la Sed infinita de Jesús de amar y ser amado revelada por medio de su grito en la Cruz, ‘Tengo Sed.’  El Movimiento fue fundado como un medio para atraer a las personas a un encuentro personal con Jesucristo quien tiene sed de amar y ser amado por ellos para que, al hacerlo, puedan vivir, contemplar, saciar y proclamar esa sed.

ELEMENTOS ESENCIALES DE NUESTRO CARISMA E ESPIRITUALIDAD

Nuestro sitio dentro del Cuerpo Místico de la Iglesia es al pie de la Cruz de Jesús con Nuestra Madre Santísima para conocer, contemplar y saciar la Sed Infinita de Dios.  Esa experiencia y contemplación de Su Sed nos lleva a lo que llamamos el Espíritu de la Sociedad: una confianza amorosa, una entrega total y alegría.  Encontramos a Jesús Sediento hoy día en la Eucaristía que adoramos y en los más pobres de los pobres que servimos.  Nuestra Madre Santísima es quien nos lleva al pie de la Cruz.  A través del Santo Rosario nos acercamos más a ella.  Esa sed que experimentamos debe ser proclamada y dada a conocer.  Esto se logra a través de la evangelización.

Logramos los objetivos del Movimiento:

  • A través de la oración: contemplando y experimentando la infinita Sed de Nuestro Señor, dejándonos amar por Él así cono somos y consolándolo por la indiferencia e ingratitud del hombre.
  • A través de obras de caridad: ahí encontramos a Jesús hambriento y sediento en los más pobres de los pobres, quien tiene sed de nuestro amor y quien tiene sed de amar a través de nosotros.
  • A través de la evangelización: proclamando Su Sed infinita y trayendo a las almas de nuevo a Su amor. 

El amor a la EUCARISTÍA, y a los  más POBRES DE LOS POBRES, el ROSARIO, la PALABRA DE DIOS, y la EVANGELIZACIÓN, caracteriza nuestra vida de una manera especial. 

Nos reunimos en comunidad: ahí encontramos el apoyo y una formación estructurada.  Aquellos que no puedan reunirse en comunidad pueden seguir el programa siempre que mantengan una comunicación con el Movimiento de otras maneras.  Pueden formar parte de una comunidad que exista en otro lado.  Aunque se mantengan separados por la distancia, será el mismo carisma y espíritu que los mantendrá unidos.